transformacion-digital-portada

¿Sabías que la resistencia al cambio es el principal enemigo de la digitalización? A pesar de que la mayoría de expertos está de acuerdo en que la modernización de las empresas pasa por la inversión en nuevas tecnologías, lo cierto es que solo una de cada tres empresas españolas está preparada para abordar la Transformación Digital. Curiosamente, este cambio de paradigma, según los economistas, podría incrementar el Valor Añadido Bruto de España en 120.000 millones de euros en 2025 .

A pesar de las buenas perspectivas económicas, España ocupa el puesto 45 del ránking mundial en digitalización. Un buen ejemplo de esta falta de interés hacia la Transformación Digital la podemos ver en el hecho de que un 26% de las empresas españolas todavía no cuenta con un responsable del área digital, lo cual ralentiza enormemente el proceso.

En este artículo queremos proponer algunos pasos sencillos y esenciales para que cualquier empresa empiece a plantear cómo podría abordar la Transformación Digital de su organización. Como veremos, no se trata solamente de renovar tecnologías obsoletas, sino de completar un cambio en la cultura empresarial y definir una estrategia concreta y a largo plazo.

5 pasos para abordar la Transformación Digital [infografía]

transformacion-digital

1. Cambiar la cultura empresarial y la organización interna

Para abordar con éxito un proceso de transformación digital, las empresas deben dejar de centrarse exclusivamente en la parte tecnológica y afrontar este nuevo proceso de forma integral. En este sentido, deberían rediseñar la organización interna de la compañía. Los clientes demandan a las empresas productos y servicios completamente distintos a los de hace algunos años, y sus hábitos de consumo han cambiado por completo. Las compañías ya no pueden responder a estas nuevas necesidades con modelos anticuados. Por lo tanto, es imprescindible contar con un liderazgo claro del CEO y de la alta dirección y desarrollar una cultura corporativa que fomente la adopción de las nuevas estrategias de negocio.

2. Buscar el nuevo talento que necesitamos

Las compañías necesitan incorporar nuevos roles ejecutivos centrados 100% en la Transformación Digital. Además, también deberán incorporar perfiles profesionales especializados en las nuevas tecnologías y paradigmas digitales, como por ejemplo el Data Scientist, el Scrum Master o el Digital Architect. Para ello, tendrán que adaptar también sus procesos de reclutamiento, la remuneración y los elementos de motivación y engagement. Sabemos que la falta de talento es uno de los principales retos para las empresas a día de hoy, y por ello es especialmente importante implementar una buena estrategia para conseguir retener a las personas idóneas.

3. Renovar el Departamento IT

Los departamentos de Tecnologías de la Información (IT) de las empresas deben llevar a cabo profundos cambios para complementar sus sistemas y arquitecturas con una nueva manera de desarrollar soluciones para el mundo digital. Existen muchas empresas de largo recorrido que han invertido muchos recursos en su departamento IT. Lejos de tener que empezar de nuevo, esas compañías deben conservar la parte tradicional del departamento, enfocada al mantenimiento de los sistemas Legacy. Al mismo tiempo, pueden desarrollar una parte digital más flexible que permita la innovación, que completaría la llamada IT a dos velocidadesEsta nueva organización, además, permite implementar metodologías ágiles y DevOps.

4. Crear un ecosistema de innovación dentro y fuera de la compañía

Para empezar, las empresas deben diseñar una estrategia para promover la innovación dentro de la organización. En este caso, la compañía deberá hacer una reflexión sobre los objetivos y el impacto que tendrán sus iniciativas. Al mismo tiempo, también deberán plantear el desarrollo de una estrategia de Partners y decidir adquisiciones que refuercen y aceleren su apuesta.

5. Hacer frente a un nuevo contexto competitivo

Aunque hayamos colocado este punto al final de la lista, eso no quiere decir que tenga que ser el último en lo que piensen las empresas. En realidad, resulta ser un recordatorio: La compañía tendrá que definir cuál es su propuesta de valor para hacer frente a las nuevas Startups disruptivas. Ya no se trata de mejorar la tecnología existente, sino de ofrecer un valor añadido a los clientes. En un nuevo contexto competitivo, es imprescindible tener claro que lo más importante es diferenciarse de la competencia.

Share
This