Las condiciones en las que un trabajador desarrolla sus tareas influyen de forma directa en su productividad. A causa de esto y de muchos estudios que avalan esta afirmación, muchas empresas han decidido invertir tiempo y dinero en mejorar el ambiente laboral de sus oficinas. Uno de los máximos exponentes de esta nueva tendencia empresarial es Google, cuyos trabajadores disponen de infinidad de juegos y actividades que les permiten multiplicar su motivación por el trabajo.

El clima laboral es un conjunto de condicionantes propios de una oficina o puesto de trabajo que influyen de forma directa o indirecta en las personas que trabajan allí. Algunos de los factores que más influenciados se ven debido al clima laboral son:

  • La productividad
  • La calidad de vida
  • La salud

El objetivo de un equipo de recursos humanos es que esos tres factores sean influenciados de forma positiva por la forma en que se trabaja en una empresa. Es decir, gracias a un entorno laboral que favorezca la motivación de los empleados.

10 consejos para aumentar la productividad de los trabajadores gracias al ambiente laboral

Consejos para aumentar la productividad de los empleados

Existen diferentes razones que se encuentran estrechamente vinculadas con el nivel de productividad de los empleados de una compañía. Algunas de las más obvias son, por supuesto, los sueldos, la relación con superiores e iguales o simplemente la motivación. Y es precisamente este último factor uno de los más importantes para conseguir multiplicar el rendimiento de un trabajador. Lograr mantener la misma motivación que el primer día en un nuevo empleo es complicado, ya que las personas nos movemos por emociones y siempre tenemos inquietudes nuevas. Y el empleo es, por norma general, muy rutinario.

La motivación se presenta entonces como una de las mejores herramientas para crear un mejor ambiente de trabajo y, por lo tanto, aumentar la productividad de todos los empleados.

La clave está en volver a enamorar al trabajador y entusiasmarlo, de tal manera que se sienta partícipe de la organización:

  1. Respeto mutuo entre todas las partes: este es un concepto básico que debe ser fundamental para iniciar cualquier proyecto de mejora del clima laboral. El respeto entre compañeros, así como entre empleados y superiores debe ser el pegamento que mantenga consolidado ese buen ambiente laboral.
  2. Reconocimiento: uno de los factores que más motivan a los empleados es que los jefes reconozcan sus méritos. Este hecho mejora el ambiente laboral y hace sentir al trabajador más reconocido, lo que influye de forma directa en su productividad.
  3. Horarios conciliadores: el trabajo es importante para la realización de cualquier persona, pero también lo es su familia y el tiempo de ocio. Es recomendable que las empresas que quieran mejorar el ambiente laboral en sus oficinas empiecen por reducir o flexibilizar las jornadas de trabajo. La productividad es inversamente proporcional al número de horas que se trabaja. ¡Ten muy en cuenta ese dato!
  4. Retos nuevos: contar con proyectos innovadores, ilusionantes y que impliquen un reciclaje de tareas constantes entre los empleados es otra manera de hacer que aumenten su rendimiento.
  5. Interés por el empleado: que el director de un departamento muestre interés por la situación laboral de un trabajador y trate de atender sus peticiones hace que se establezcan relaciones de confianza más cercanas entre ambos. Este hecho provoca en la mente del empleado un sentido del deber para con ese superior que se interesa en su situación y aumenta su productividad para no fallarle.
  6. Comunicación: para mejorar el ambiente laboral es importante que haya una buena comunicación entre todos los miembros de una organización. Ese es un factor casi igual de importante que el de la motivación, ya que las relaciones interpersonales son una fuente de inagotable de buenas sensaciones.
  7. Equipo: una de las mejores estrategias para potenciar la productividad es el trabajo en equipo. Implantar esta metodología de trabajo significa fijar metas comunes que todos los miembros de la empresa deben tratar de conseguir. El liderazgo, la armonía, la cooperación y la organización son aspectos fundamentales para llevar a cabo este tipo de proyectos. Con lo cual, se convierten en una de las mejores opciones para potenciar la productividad de los empleados en el entorno laboral.
  8. Evaluaciones de satisfacción: a final de cada año es importante promover pequeñas reuniones con los empleados para conocer su opinión sobre su situación en la empresa y tratar de mejorar las condiciones anualmente. Este tipo de iniciativas promueven un mejor ambiente laboral, ya que el trabajador siente que la compañía se preocupa por su felicidad en el trabajo. La fidelización, por lo tanto, forma parte también de la motivación y de los resultados que el empleado consigue en su puesto de trabajo.
  9. Liderazgo: la productividad de los empleados depende en gran medida de la capacidad de influir y motivar de los superiores, que deben ser referencias inspiradoras para toda la plantilla. La clave para ser un buen líder es la cercanía, mediante la que se pueden entablar relaciones personales con los trabajadores, así como la aplicación de técnicas de persuasión positivas para lograr objetivos.
  10. Espacio de trabajo: además de todos los condicionantes ya mencionados, que están relacionados directamente con las relaciones humanas, existen otros más materialistas que están estrechamente vinculados al ambiente laboral. Como, por ejemplo, la distribución y decoración de la oficina. Si un espacio de trabajo es diáfano, tiene luz natural, está bien decorado y cuenta con ventilación natural, las ganas de trabajar de los empleados se multiplican.

En definitiva, las condiciones económicas no son siempre la razón principal por la que un trabajador rinde de una manera más eficiente. En muchos casos el problema reside en la comunicación interpersonal con sus superiores, que suele ser casi nula y lo único que promueve es malestar para ambas partes. Si existe una buena comunicación, en cambio, la motivación crece y con ella el interés por el trabajo. Y, a más interés, mayor productividad. ¡Es fácil!

The following two tabs change content below.

Sergio Martínez

SEO & Content Writer en Zemsania
Share
This