Consejos para transformarse digitalmente y sobrevivir al 2020

A finales de los 80, quedaban apenas 10 años para el cambio de milenio. Yo era pequeña y vivía ajena a calendarios, días, y mucho menos a milenios, hasta que un día mi hermano mayor trajo un disco de Miguel Ríos. Se titulaba “Rock and Rios”. ¡Wow! ¡Me encantaba su música! Entonces empezó a sonar una canción:

 

“[…] es el tiempo del cambio…

nacen cronistas, brujos y santos…

alucinan con lo que vendrán…

dicen que el fin del milenio…

si no ponemos remedio hoy…

tendremos hambre, palo y polución […]”.

 

Pero su estribillo erizó aún más mi cabello y acabó con mis ganas de bailar:

 

“Año dos mil, llega el año dos mil y el milenio traerá,

un mundo feliz,

un lugar de terror,

simplemente NO HABRÁ VIDA EN EL PLANETA…”

 

Uff, ¡vaya nochecita que pasé! Tuve miedo, de verdad…qué misterio…pero, ¿qué iba a  pasar? ¿Iba a ser el fin del mundo? ¿Y cómo debíamos preparamos?

Al día siguiente diseñé un plan: me hice con una mochila y la llené con comida, juguetes, una manta, agua y mi cuento preferido de Alicia en el País de las Maravillas. La escondí debajo de la cama y pensé: “Ya estoy preparada”.

Se acerca el 2020, y según los expertos, en ese año se prevén grandes e importantes cambios. Me vienen recuerdos del día que escuché esa canción, (aunque hoy no tiene nada que ver… las generaciones han cambiado y ya vamos por la Z, los destinados a dominar el mundo, que sin duda, juegan con mucha ventaja a diferencia de los que nacimos en la Generación X, que aunque en el abecedario nos separa tan sólo una letra, han llovido muchos cambios desde entonces, sobre todo el acceso a la información. Pienso en ello y me imagino ese día, si hubiera tenido Google probablemente hubiera podido dormir más tranquila… o no. Pero volvamos al inicio, que empiezo a dispersarme y al final escribo un artículo dentro de un paréntesis ;).

En 2020 la transformación será mucho mayor que la que hemos visto en la última década: genómica, nanotecnología, robótica, realidad aumentada, realidad virtual, revolución industrial, todo el mundo estará conectado y encontraremos todo en los buscadores. Incluso la consultora Gartner, en un reciente estudio que ha presentado, predice que en el año del doble 20 conversaremos más con los robots que con nuestra pareja. ¿Perdón? ¿Y no tienes miedo?… A mí personalmente esto me esto me produce tecnofobia.

Pero, ¿nos sentimos preparados? ¿Cuál es nuestro grado de madurez digital?, ¿tenemos nuestra mochila preparada para cubrir las necesidades y sobrevivir al 2020?

Para que no te pase como a mí, y puedas dormir esta noche después de leer este artículo, he preparado un plan, una lista de consejos para que nos transformemos digitalmente y sobrevivamos a ese año, marcado ya como transcendental para el mundo.

 

  • Consejo nº 1:  Abre tu mente: Ábrete a nuevas perspectivas, enfoques, a lo que es diferente, a lo que te puede incomodar, a tus temores … necesitamos tener una visión 360º. Atrévete a salir de tu zona de confort,  tendrás la oportunidad de tener una nueva visión de la realidad, pero esta vez llena de oportunidades y motivaciones.

 

  • Consejo nº 2 . Adaptabilidad, llego ahora. La capacidad de adaptarse rápidamente a las nuevas tendencias y oportunidades es fundamental e indispensable para la supervivencia.

 

  • Consejo nº 3. Comunicación digital. Debemos tener capacidad para comunicarnos, relacionarnos y colaborar entre nosotros de forma eficiente con herramientas y en entornos digitales.

 

  • Consejo nº 4 . Mi nuevo estado social: Estado de continuo crecimiento: creo que necesitamos estar en un estado de constante revolución. No podemos hacer un cambio y luego simplemente sentarnos a esperar que acontece. Necesitamos construir nuevos impulsos y ritmos para vernos reflejados en la nueva realidad.

 

  • Consejo nº 5 Capacidad de renovarse. Aunque suena a tópico es verdad: renovarse o morir. Apostar por estudiar nuevas tecnologías es todo un acierto ya que el mercado laboral también se está transformando.

 

  • Consejo nº 6 Permitir el fracaso: lo que a menudo olvidamos es que permitir los fracasos es una condición previa necesaria para la innovación. La innovación consiste en probar cosas nuevas y correr riesgos.  Si quieres ser innovador, debes permitirte probar, correr algún riesgo y a veces fracasar.

 

  • Consejo nº 7  Agilidad. La metodología ágil es, o implica, básicamente cuatro cosas: 1) generar valor continuamente, 2) Adaptación, 3) Colaboración 4) Mejora continua. Enfoca tu propia transformación a esta metodología.

 

Todos estos cambios son graduales y es necesario hacer pequeños pasos para llevarlos a cabo, pero los humanos somos maravillosamente adaptables y estoy segura que nos subiremos a la cima de la ola tecnológica y conseguiremos superar el 2020, que a fecha de hoy, está lleno de incertidumbre como para mí lo estaba el 2000.

 

The following two tabs change content below.

Ana Escribano Muñoz

Digital Marketing Manager en Zemsania
Share
This