El employer branding, la estrategia ideal de recursos humanos para la selección de perfiles tecnológicos

La captación y retención del talento es uno de los factores más relevantes para cualquier departamento de recursos humanos. Especialmente, si la selección del personal está orientada a la búsqueda de perfiles tecnológicos con grandes conocimientos en transformación digital. En estos casos, el trabajo llevado a cabo por los denominados headhunters cobra una especial relevancia. Y no solo desde un punto de vista funcional, sino también desde una perspectiva de marca.

Convertir una empresa en un referente empleador es todo un proceso que nos puede ayudar a atraer talento. Incluso en verano, una época claramente complicada para el reclutamiento de personal. ¿Quieres saber cómo conseguirlo?

Los perfiles tecnológicos, los que más valoran una marca prestigiosa

Ser capaz de convertir una empresa en todo un referente dentro del mercado laboral es un proceso laborioso, pero genera grandes beneficios en términos comerciales y profesionales. No obstante, las mejores compañías son aquellas que cuentan entre sus filas con los mejores profesionales.

Ser una Employ Brand significa ser una empresa capaz de crear una serie de emociones y sensaciones a los potenciales trabajadores. Algunos de esos valores están estrechamente relacionados con el prestigio de marca, la imagen que transmita, su filosofía o su forma de motivar a los empleados. Uno de los mejores ejemplos en este aspecto es Google, un gigante que, lejos de convertirse en un tirano con todos sus ingenieros, potencia su bienestar y entretenimiento. Factores de ese tipo son los que acaban por facilitar la vida de cualquier recruiter, ya que serán los perfiles más cualificados los que llamen a la puerta del departamento de recursos humanos para pedir trabajo.

El employer branding, que es el proceso estratégico mediante el que las empresas construyen su imagen de marca como referente empleador, es tremendamente útil en el mercado actual. La razón está relacionada con la paradójica situación con la que se encuentran la mayor parte de headhunters en España. Por un lado, existe un gran número de personas en situación de desempleo. En cambio, cada vez son más las empresas que compiten por atraer el talento, que escasea. El employer branding se convierte así en una herramienta especialmente útil para cualquier departamento de recursos humanos, especialmente si la búsqueda del personal se centra en la captación de perfiles tecnológicos vinculados con el Big Data, el IOT o el Cloud computing. Estos perfiles son algunos de los más buscados, pero también los más fáciles de retener si se les motiva y conseguiemos que interioricen la cultura empresarial.

¿Cómo conseguir desarrollar una estrategia de employer branding?

La selección de candidatos cualificados ha dejado de realizarse mediante el método tradicional, en el que los procesos de selección de personal eran unidireccionales entre empresa-candidato. En la actualidad, cualquier consultoría de RRHH o departamento de cazatalentos es muy consciente de que son los candidatos – especialmente los más cualificados – los que acaban eligiendo los lugares donde trabajan. Incluso las búsquedas de empleo han sufrido importantes cambios, ya que cada vez es más habitual buscar trabajo a través del móvil.

De ahí que contar con una estrategia de marca que nos sitúe en una posición privilegiada respecto a la competencia resulta importante. Y para ello, las nuevas tecnologías, el marketing y las redes sociales combinadas con las técnicas de reclutamiento de personal tradicionales son la mejor hoja de ruta para convertirse en una empresa de referencia.

Aunque, eso sí, siempre hay que orientar esa estrategia de marca sin perder de vista tres factores fundamentales:

  1. Ser una employer branding significa ser capaz de atraer talento y conseguir que los perfiles IT más experimentados acudan a nuestra puerta para solicitar formar parte de la compañía.
  2. Además de atraer a los mejores candidatos para las vacantes de nuestra empresa, deberemos ser capaces de ofrecerles un plan de carrera motivador que los fidelice. Es decir, el objetivo es que sientan orgullo de formar parte de nuestra compañía.
  3. Por último, resulta imprescindible que todo lo que se proyecte hacia el exterior, sea real. El prestigio o la imagen de una marca puede derrumbarse casi de forma instantánea gracias a las opiniones de los usuarios y empleados, que son los que conocen la realidad empresarial desde dentro. Por eso, una employ brand no solo debe parecer atractiva, tiene que serlo de verdad.

En definitiva, la transformación digital está cambiando incluso la forma en que nos relacionamos, y buscar trabajo no es una excepción. Por eso, es importante que las consultoras de recursos humanos y los principales headhunters en España sean conscientes de la necesidad de transformar su imagen de cara a los aspirantes más talentosos. Si nuestra carta de presentación como empresa es efectiva, el éxito está asegurado.

The following two tabs change content below.

Sergio Martínez

SEO & Content Writer en Zemsania
Share
This