datacente_desayunos_tecnologicos

Entrevistamos a Cedric Escoriza, IT Manager y Cloud PaaS Specialist Consultor de Zemsania, sobre las novedades de la tecnología Cloud Computing y el futuro de los Data Centers (CPD). Ayer se celebró en Madrid un Desayuno Tecnológico organizado por la revista Byte TI en el que participaron miembros destacados de empresas líderes en el sector como Dell, Intel, Lenovo y Econocom. Como invitado, queremos preguntar a Cedric Escoriza cuáles son las conclusiones que ha sacado sobre la mesa redonda.

Este tipo de encuentros son especialmente útiles para conocer la realidad sobre el mercado tecnológico y sus últimas novedades. Como comenta Cedric Escoriza, la hoja de ruta para los próximos años en materia de CPD es opaca y la controlan los líderes del sector de Data Centers. Sin embargo, al asistir a estas reuniones, “las empresas como Zemsania pueden saber si están en la dirección correcta”.

¿Cómo será la evolución de los Data Centers en los próximos 10 años?

A pesar de que en España no  sea habitual, lo cierto es que en Estados Unidos los CPD modulares y en forma de contenedor son ya una realidad. Hablamos en este caso a nivel de arquitectura, mediante un sistema de almacenaje en que los servidores se pueden ampliar o reducir en base a las necesidades del cliente.

Para hacernos una idea, se trata de contenedores como los que podemos encontrar en un puerto marítimo. La gran ventaja de este tipo de CPD es que se puede combatir la obsolescencia más fácilmente. Si antes un Data Center podía quedarse desfasado en tan solo 7 años, ahora se puede alargar su vida útil de forma considerable gracias a poder ir añadiendo nuevos módulos (y contenedores) en función de las nuevas necesidades que puedan surgir.

¿Qué ha supuesto para los Centros de Datos la explosión del Cloud Computing?

Ha habido un cambio de paradigma: El Cloud ha invertido la pirámide clásica en los Data Centers. Ahora, es el software el que domina al hardware, a diferencia de años atrás, donde en primer lugar se adquiría hardware y el software se implementaba con las limitaciones que marcaba el hardware, con poco margen de maniobra

Por ejemplo: Una empresa que cuenta con diversos contenedores puede interconectarlos entre sí gracias al Cloud Computing. Por lo tanto, es el software el encargado de orquestar toda  la instalación del hardware, como ocurre en el modelo de Web-Scale IT

 

¿Se podría conseguir que los Data Centers fueran completamente sostenibles?

Si bien los CPD actuales son más óptimos a nivel energético, lo cierto es que a día de hoy todavía queda un largo camino por recorrer para conseguir que sean del todo sostenibles. La razón es simple: Los CPD siempre van a consumir energía y recursos, aunque cada vez sean un poco más respetuosas con el medio ambiente.

Intel, que es el mayor productor de circuitos integrados a nivel mundial, ha alcanzado el límite de frecuencia de CPU con la tecnología de la que disponemos actualmente.  Por eso, los grandes avances en sostenibilidad se están centrando en la reducción de la temperatura (y así consumir menos energía en la refrigeración) así como en el propio consumo energético de la CPU. Años atrás, la temperatura media de cualquier servidor era de alrededor 50 grados, y en la actualidad ha conseguido rebajarse hasta los 30 grados.

A pesar de todo, existen proyectos alternativos para conseguir una refrigeración más sostenible. Un ejemplo es Google y su CPD instalado en alta mar. A pesar de que ahorra costes y recursos en refrigeración, encuentra otros inconvenientes como la humedad y la sal.

¿Cómo se podría agilizar la gestión de CPDs?

Una de las tendencias tecnológicas del momento es el denominado Web-Scale IT, y la implementación de sistemas hiperconvergentes. Un buen ejemplo de este nuevo paradigma es el uso que le está dando la plataforma de streaming Netflix. A través de una solución Cloud de Amazon, Netflix puede gestionar sus más de 60 millones de usuarios de forma eficiente y sin incidencias.

Otro punto importante a tener en cuenta sería la introducción de equipos DevOps con perfiles profesionales híbridos, que supieran tanto de desarrollo como de operaciones. De esta forma, la optimización de CPD podría llevarse a cabo de una forma mucho más ágil.

¿Qué fórmula están utilizando la mayoría de empresas para los CPDs externos?

Debido a las reticencias de muchos clientes de utilizar exclusivamente un Cloud Público para almacenar todos sus datos, muchas compañías se decantan por un Cloud Híbrido.  Esta opción consiste en almacenar los datos más sensibles en un cloud privado (que se encuentra físicamente en las dependencias de la empresa, en un datacenter propio de la empresa o en uno subcontratado) y los datos de menor importancia estratégica en un Cloud Público (habitualmente con una ubicación deslocalizada y distribuida).

El Cloud Híbrido presenta, de esta forma, beneficios de ambos modelos. En Cloud privado, por una parte, requiere más conocimientos técnicos a la hora de llevar a cabo la instalación, aunque es práctico a la hora de controlar al 100% todos los datos del negocio. Por otra parte, el Cloud Público es mucho más flexible y requiere menos tiempo de implementación, aunque la empresa no puede tener nunca con exactitud la localización exacta de sus datos y su coste puede dispararse si no se gestiona debidamente.

Share
This