smart-cities

Cuando pensamos en Smart Cities, muchas veces nos vienen a la mente las grandes metrópolis como Londres, San Francisco o Singapur. Sin embargo, el fenómeno tecnológico no es en exclusiva de los países más ricos del mundo, sino que los países emergentes también trabajan actualmente para conseguir una Transformación Digital de sus empresas y una mejor calidad de vida para sus ciudadanos gracias a la innovación tecnológica.

En este artículo nos centraremos en el fenómeno Smart City que están viviendo algunos países como la India, Marruecos y Sudáfrica, que cada día emprenden nuevas iniciativas para incentivar la inversión y mejorar la economía local.

La India quiere crear 100 Smart Cities en los próximos años

Desde hace ya algunos años, la India se ha colocado en la lista de principales países que apuestan por la innovación tecnológica. Y no solamente eso, sino que también buscan mejorar el actual despilfarro de recursos y apostar por nuevos modelos sostenibles. Sin ir más lejos, este mes de mayo se ha celebrado en Nueva Delhi la Exposición de Smart Cities India 2016, que este año ha llevado por lema “Smarter Solutions for a Better Tomorrow”. A la presentación del programa de este evento ha asistido el primer ministro indio, Nerendra Modi, que afirmó que la mitad de la población vivirá en ciudades inteligentes en 2030.

El gobierno indio ha planteado un reto para esta Exposición de Smart Cities: conseguir que 100 ciudades indias puedan considerarse auténticas ciudades inteligentes en los próximos años. El gobierno quiere poner especial énfasis en aspectos como el suministro de agua y electricidad, una mejora de los sistemas de transporte, la educación, la sanidad y la construcción de viviendas sostenibles.

Sin embargo, el principal problema que quiere solventar el gobierno indio es la polución, una de las principales amenazas para el medio ambiente del subcontinente. Y es que 34 ciudades indias se encuentran en el top 100 de las urbes más contaminadas del planeta según la World Health Organization (WHO). No es casualidad que 17 de las 100 ciudades que el gobierno indio quiere convertir en Smart Cities también aparecen en la lista WHO de las más contaminadas del planeta. En este sentido, las Smart Cities tendrán que encontrar una solución a la dependencia de vehículos a motor, la ineficiencia energética de los edificios y la dependencia de combustibles fósiles.

Como no podría ser de otro modo, también han aparecido voces críticas con el propósito del gobierno indio. Los expertos critican que, en la India, la mayoría de la población (el 70%) no vive en las grandes urbes, sino en los pequeños pueblos que han sido olvidados en el proceso de convertir las metrópolis en ciudades conectadas. Según los expertos, si no se fija el foco en el progreso y el desarrollo de las pequeñas poblaciones, será imposible conseguir un verdadero avance en el conjunto del país.

Por lo tanto, lo primero en lo que deberían pensar tanto empresarios como gobernantes es en mejorar las infraestructuras y los servicios de los pequeños pueblos, que en la mayoría de casos no cuentan con infraestructuras básicas como carreteras, electricidad y aprovisionamiento de agua potable. En otras palabras: pueblos inteligentes antes que ciudades inteligentes.

smart-cities-expo-2016-india

El continente africano busca inversores para el desarrollo de Smart Cities

Como sabemos, África es un continente que sufre de terribles desigualdades, tanto por lo que respecta al PIB de los países que lo conforman como en el poder adquisitivo de la población de un mismo estado. También eso se ve reflejado en la inversión y el avance tecnológico: Mientras algunos países empiezan a brillar como una pieza relevante del fenómeno Smart City y ya han avanzado en términos de transformación digital, hay otros que han quedado rezagados.

Uno de los estados que más apuesta por la innovación es Marruecos. Precisamente, los días 18 y 19 de este mes de mayo ha tenido lugar en la ciudad de Casablanca la primera Smart City Expo del continente africano, organizada en parte por la Fira de Barcelona. En este caso, el evento tiene el objetivo de tratar temáticas como la sostenibilidad, el urban planning y los conceptos de ciudad colaborativa y citizen engagement.

En esta misma línea, Ruanda acogerá el próximo mes de octubre la tercera edición del Transform Africa Summit, que este año estará enfocado precisamente al desarrollo de las Smart Cities. Este evento reunirá a más de 300 alcaldes de algunas de las ciudades más importantes del continente para mostrar los principales componentes de una Smart City. El objetivo principal es acercar los logros de la tecnología a las grandes urbes africanas, como es el caso de Ruanda, que ya cuenta con WiFi en zonas públicas y transportes.

Ruanda parece ser uno de los países que más apuestan por la Transformación Digital, puesto que, además del Transform Africa Summit, hace pocos días finalizó el World Economic Forum on Africa, celebrado también en este estado centroafricano. Allí, la Smart Africa Alliance llegó a un acuerdo con la empresa Ericsson para emprender una Transformación Digital en todo el continente. Como resultado, Ericsson ejercerá como partner de la Smart Africa Alliance y trabajará como consultor y como colaborador en el plan de implementación tecnológico. ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa a largo plazo? Que el sector privado se interese en el continente africano, creando así un ambiente que favorezca la inversión. La Transformación Digital solamente se podrá lograr en las principales economías africanas, según los expertos, si las compañías privadas se interesan por los mercados del continente.

Además de Ruanda, uno de los países que más se ha volcado en la Transformación Digital y que apuesta más por ofrecer facilidades a las nuevas Startups tecnológicas es Sudáfrica, que cuenta con su propio “Sillicon Valley”, llamado Stellenbosch Innovation District (SID). Pieter van Heyningen, Programmes Manager del SID hizo estas declaraciones a The Guardian en 2013: “Las Smart Cities son un concepto de los países desarrollados. Cuando miramos cuál es el criterio para definir qué es y qué no es una Smart City, nos fijamos en los gobiernos, la sanidad, los edificios, la movilidad, las infraestructuras y la tecnología. A pesar de la enorme cantidad de dinero que podría generar la creación de estos sistemas, si echamos un vistazo al mapa de las inversiones a escala global a nivel de tecnología sostenible, veremos que África queda olvidada”.

La principal preocupación de la industria tecnológica africana queda, por lo tanto, ligada a las posibles inversiones privadas que reciban en el futuro. Puede que, como vemos que ha sucedido ya con Ericsson, en los próximos meses los estados del continente consigan que las principales empresas tecnológicas se interesen por el desarrollo económico de África.

smart-cities-expo-casablanca

Share
This